jueves, 24 de marzo de 2011

Los libros vienen de París

Hace un mes participé en un concurso organizado por PriceMinister.es, en el que podías ganar un iPad, pero tenías regalo seguro solo por participar.
El fallo del concurso se envió a los participantes a principios de mes, y no gané, pero avisaban que enviarían pronto los libros, y que ya se nos avisaría del día para que estuviéramos atentos al correo, así que me despreocupé de este tema hasta que recibiera dicho mail.

Yo ya andaba atenta estos días porque tengo 2 envíos desde Estados Unidos de otros concursos que no me acaban de llegar (ya llevo un mes esperándolos... ¿a alguien más le tardan tanto en llegar los paquetes de allí?) por lo que, cuando vi el sobre-paquete que me había llegado, pensé que era uno de estos envíos... Hasta que vi que el remite era de París... ¿París? Entonces recordé que PriceMinister es una empresa francesa y... ¡Si! Ha llegado mi libro.

Escogí el libro de Javier Sierra porque no había leído nada de él y precisamente esos días había leído varias reseñas de su último libro "El ángel perdido" que lo ponían muy bien, por lo que me apetecía leer algo suyo. Probablemente no tenga mucho que ver con sus novelas, ya que son historias cortas sobre teorías y misterios históricos, pero eso también tiene su atractivo para cuando no tenga tiempo de novelas, y a mi novio le ha llamado también la atención (lo esperaba), así que es posible que acabe regalándoselo aunque solo sea porque él tiene una preciosa estantería nueva y en mi casa tengo que almacenar los nuevos libros literalmente apilados porque ya no tengo donde dejarlos...

Si, lo sé, voy a tener que hacer limpieza de libros en algún momento, pero es que ¡me da pena deshacerme de ellos! ¡Con los buenos ratos que hemos pasado juntos! Hace unos meses ya lo hice con los libros de mi infancia, y los regalé para que otros los disfrutaran. Pero reconozco que en realidad me quedé la mayoría, porque estaban muy bien cuidados, me traían muy buenos recuerdos y, realmente espero que la próxima generación pueda disfrutarlos (con lo lectores que somos todos, nos sale uno con "alergia" a los libros, ¡y nos da algo!).

Pero eso ya lo pensaré otro día. Hoy voy a disfrutar de mi nueva adquisición.

10 comentarios :

Anabel Botella dijo...

A disfrutar de esta novela.

Pasajes románticos dijo...

Yo participé en lo mismo y pedí el mismo libro xD
No había leído nada del autor pero me da que no es el mejor para empezar, más que nada porque comenzando a leerlo me he dado cuenta que no es novela, sino una especie de estudio que hace el autor sobre los secretos del mundo...
No pasé de las primeras páginas, me da que se quedará en la estantería.

un beso
Dácil

Kasumi dijo...

¡Gracias Anabel! :D

Que no era una novela yo si lo tenía claro, Dácil, pero sí esperaba que estuviera al menos "novelado". ¿Es muy técnico? Espero que no, pero en cualquier caso, al menos en mi caso, somos 2 los que queremos leerla, así que espero que al menos a 1 nos guste, ¿no?

Bao Chu dijo...

si los libros vienen de París, de donde vienen los niños?? :P

Al autor le conozco de la tele, porque siempre le llaman para hablar de fenomenos extraños, angeles y cosas así

Mami, te ayudo? dijo...

Me encanta leer!! y soy incapaz de tirar un libro aunque no me haya gustado... y mis hijos siguen el mismo camino, así que imaginaté la cantidad de libros que hay por casa!! Este no me lo he leido así que esperaré a que nos digas que tal está! Muchas gracias por hacerte seguidora de mi blog y suerte en el sorteo!

Kasumi dijo...

Bao Chu: A mi que quiere sonar la cara, y por el tipo de libros que escribe, supongo que será de eso que tu dices, pero reconozco que me sonaba por el nombre hasta que no vi alguna foto de las presentaciones de su última novela.

Mami: ¡qué raro se me hace llamarte así! Pero estoy completamente de acuerdo contigo: Cuando se nace en una familia de lectores, creo que es inevitable que se tenga amor por los libros, ya sea desde antes de aprender a leer (mi madre podría hablar largo y tendido de mi sobre ese tema), ya sea un gusto adquirido. Y creo que cuando has leido los mismos libros que cuando eran pequeños tus padres, tiendes a valorar también los tuyos.
Gracias por pasarte por aquí y ten por seguro que nos leemos ;D

Lana Drown dijo...

Jajaja, da pena deshacerse de los libros. Yo algunos, los menos, los vendo en una librería de segunda mano, y los otros los tengo de intercambio en anobii y al conseguir otros libros que estoy deseando leer no me da tanta pena ;)

Kasumi dijo...

¿Funciona Anobii para eso? Yo hasta ahora solo lo usaba para tener control sobre lo que voy leyendo. Porque solo meter los libros de mi estantería me llevaría... Supongo que es cuestión de meter los libros poco a poco y empezar a meter también en Deseos, ¿no?
Voy a tener que empezar a planteármelo, porque es una buena solución, gracias :D

Lady Boheme dijo...

Ya sabes que yo empecé a vender parte de mis libros (porque tenía, literalmente, demasiados, y encima muchos no creo que me los fuera a leer, es lo que pasa cuando acumulas por acumular), y últimamente me apunté a bookmooch, que está muy bien para intercambiar libros.

He decidido que quiero quedarme con los libros que considere imprescindibles en mi vida, y los de mi infancia están entre ellos... de esos sí que no podría deshacerme.

A mí también me llegó el libro de PriceMinister, pero a mi hermana aún no. A ver si le llega... Yo pedí el de relatos de True Blood... jeje!

Un besín!

Kasumi dijo...

Pues cualquier día yo también tengo que hacer lo mismo, Lady, pero de momento no me animo.

Por cierto, que yo también estuve a punto de pedir ese libro, pero al final me decidí por éste, entre otras razones, por tu reseña ;)

Publicar un comentario

También podría interesarte