jueves, 27 de octubre de 2011

Thara Himalai (2010)

El Himalaya de Tara (Tailandia, 2010)
El destino lleva a la Doctora Thipthara (Nam), la más joven de los cuatrillizos de la Granja Adisuanrangsan, a conocer y cuidar de Phuwanet, un paciente que ha sido atacado y ha perdido la memoria. Ella siente lástima por él, por lo que le consigue trabajo en la granja de su hermano.
Su amor se desarrolla en silencio, para que sus tres hermanos, que son muy posesivos con su hermana menor, no se enteren de ello. La barrera y diferencia de clases (ya que ella piensa que él es sólo un trabajador), se convierten en un asunto trivial cuando se sabe más tarde que él es el príncipe heredero de Parawat.
¿Cómo una chica extranjera como Thipthara puede atravesar la barrera de la tradición de Parawat y estar con el hombre que ama?
Opinión:
Si creíais que tener 3 hermanos de vuestra misma edad era divertido, pensadlo otra vez: 3 hermanos que van siempre contigo, saben lo que piensan los chicos y no están dispuestos a que os convirtáis en "eso" para un salido...
Si, la vida de Nam (apodo que quiere decir Agua) ha estado llena de hombres, pero todos de su familia, porque sus hermanos se han encargado de pegar una paliza o espantar a cualquier otro hombre que osara acercarse a su hermanita... Y Nam esta harta. Quiere formar una familia, así que ha puesto sus ojos en un compañero de trabajo con el que está segura de que ni sus hermanos podrían poner una pega, ya que es educado, limpio, amable, sabe cocinar, es de buena familia y jamas ha tenido una novia antes de ella. ¿Demasiado perfecto? Eso creen sus hermanos, que están convencidos de que el buen doctor es en realidad un gay que trata de usar a su hermana de tapadera, y tan centrados están en demostrarlo, que no se dan cuenta que hay otro hombre en la vida de Nam, porque ¿como van a sospechar de un paciente que no puede hablar y ha perdido su memoria?
¿O no es así?
Phuwanet es el príncipe heredero de Pasawat, un reino que mantiene las fronteras controladas para que las empresas extranjeras no exploten sus minas de diamantes a costa de sus habitantes. Están pensando en abrirse aun más, pero quieren mantener el control todo lo que puedan, por lo que Phuwanet viaja a Tailandia para aprender sobre el mercado de la joyería. Sin embargo, el primer día de su visita es asaltado por una facción del gobierno de su país que quiere vender la explotación de las minas al mejor postor, así que le dan una paliza y le disparan, tirándolo a un río con la esperanza de que cuando se encuentre su cuerpo, no le reconozcan. Para que nadie sospeche, un doble ocupa su lugar. Pero el príncipe no muere y llega a la unidad de cuidados intensivos de Nam, que se convierte en la persona que le da fuerzas para curarse y recuperar su lugar en el trono.
El príncipe es una persona que tiene las cosas muy claras y no sabe mentir, por lo que, al darse cuenta que no puede decir quien es, porque corre peligro si averiguan que no ha muerto, finge no recordar nada y más tarde acepta fingir que no puede hablar para que nadie lo interrogue en la granja de Fai, uno de los hermanos de Nam, donde le dan empleo y alojamiento, pero se le ve incomodo no pudiendo decir quien es y mordiéndose la lengua cuando la gente le habla, no como si fuese mudo, sino tonto o sordo.
Y luego está Nam, que se siente atraída por Pupen, su paciente, pero rechaza aprovecharse de los sentimientos de él. Cree que él está confundido porque está agradecido con ella por haberle salvado la vida. Y más tarde, cuando averigua la verdad, no puede aceptar las costumbre polígamas de la monarquía de Parawat, por lo que quiere mantener las distancias con un hombre que nunca será "solo suyo".

La serie se convierte en un juego de conquista entre el príncipe y la médico, para tratar de ser felices con la persona que aman, y también que él recupere su lugar y regrese a su reino, salve a su padre y detenga la conspiración en contra de la monarquía, todo ello aderezado por las maquinaciones de los restantes cuatrillizos, que tratan de lograr que su hermana no se acerque a ningún hombre el resto de su vida.

Lo mejor, sin duda, la interacción de los hermanos, sobre todo de los 3 chicos juntos. No puedes parar de reír con ellos. La serie es ciertamente fantasiosa y las interpretaciones exageradas para lo que estamos acostumbrados de otros países asíaticos, pero ese es parte de su encanto, y cuando termina la historia de Nam, solo quieres saber que será de los otros 3 hermanos y tienes que ver la siguiente historia, la de Fai, el Fuego.

Así que recomiendo esta serie a quienes hayan soñado alguna vez con un príncipe azul, pero no crean que una historia así pueda tener un final feliz. Lo disfrutarán porque se resistirá, pero al final triunfará el amor y el viaje será muy, pero que muy divertido.

5  ♥ ♥ ♥

Os dejo el trailer de esta 1ª historia con subtítulos en inglés (no lo hay en español):

Podéis encontrar esta serie y subtítulos en español en Asia-Team.


Conoce la historia de amor de sus hermanos Fai, Din y Lom.

¿Os divierten las historias de hermanos metomentodo? ¿Y los cuentos de hadas modernos?

2 comentarios :

Lakorny dijo...

pues muchas gracias amiga por comenzar a tomar en cuenta en tu blog estos lakorns claro que es divertida yo la recomiendo all 1000% hasta mu pronto

Kasumi dijo...

Creí que ya tenía publicado alguna otra reseña de lakorns, pero solo eran comentarios en otros artículos y reseñas de películas tailandesas, así que decidí empezar con un buen lakorn, uno que me ha divertido mucho como éste para presentar estas series asiáticas aun desconocidas.

Además, salvo desastre publicaré durante las próximas semanas las reseñas de las historias de los otros hermanos. Es más, hoy mismo publicaré la de Fai :D

Publicar un comentario en la entrada

También podría interesarte