martes, 27 de diciembre de 2011

The DUFF de Kody Keplinger

The Designated Ugly Fat Friend de Kody Keplinger


Bianca, de 17 años, es cínica y leal, y no cree ser la más bonita de sus amigas. También es demasiado inteligente como para caer bajo los encantos de Wesley Rushl, el mujeriego y más guapo chico del instituto. De hecho, Bianca lo odia. Y cuando él le da el apodo de “Duffy,” ella le lanza su cola a la cara. Pero las cosas no están muy bien en casa en este momento, y Bianca, desesperada por algún tipo de distracción, acaba besando a Wesley. Y peor, le gusta. Intentando escapar, Bianca se lanza a una relación de enemigos-con-derecho-a-roce con Wesley. Hasta que todo va horrible. Pero resulta que Wesley no es tan malo escuchando, y su vida también está bastante destrozada. De repente, Bianca se da cuenta con horror que se está enamorando del chico al que creía odiar más que a nadie.

Opinión:
Le tenía muchas ganas a este libro. Tantas, que llegó un momento en que me temí que me iba a decepcionar y no me atreví a leerlo, dejándole una y otra vez para "un poco más adelante", esperando ver si así se rebajaban mis expectativas.
Fue un error... Tenía que haberlo leído según cayó a mis manos, ¡me ha encantado!

Quizás haya ayudado que la autora solo tuviera 17 años cuando escribió la novela (ahora tiene 20 años), para que sientas a Bianca como una adolescente real, con sus neuras y paranoias, pero si es así no deja de sorprenderte la madurez como escritora de la autora, que utiliza un lenguaje directo, pero no por ello pobre, mientras nos cuenta apenas 2 meses de la vida de la protagonista, pero que serán unas semanas que trastocarán su, hasta ese momento, ordenada vida.

Wesley y el resto de secundarios quizás no están tan bien perfilados, ya que los veremos a través de los ojos de Bianca, pero no por ello quedarán desdibujados, simplemente conoceremos aquello que Bianca quiera mostrarnos, llegando a reconocer ella misma que esa visión es sesgada y puede estar afectada.

Y es que esta novela nos muestra su punto de vista, lo que piensa y la afecta en su vida, cuando ésta siente que se rompe a su alrededor con el divorcio de sus padres y el regreso a la ciudad del primer chico del que se enamoró y la rompió el corazón, cómo trata de "huir" de los problemas (con la ayuda inestimable de Wesley, que también tiene sus propios demonios) y cómo finalmente madura y tiene que afrontar su realidad y que, en el fondo, todas las adolescentes se sienten "la fea" del grupo, aunque tú creas que tus amigas son preciosas.

Quizás suene un poco raro y fuerte recomendar esta novela a los adolescentes, sobre todo porque es una novela donde la protagonista utiliza el sexo como escape y se embarca en una "relación" poco sana con un chico que parece despreciarla (y ella le corresponde de igual forma, que Bianca tampoco se corta), pero creo que, sexo aparte, no solo es adecuada para gente de 15 años en adelante, sino que les habla de tú a tú sobre temas que aprendes con los años y que, por mucho que te aseguren los mayores a esa edad, no llegas a comprenderlas hasta que pasa el tiempo; cómo el que no tienes porqué vivir de acuerdo a la etiqueta que los demás quieran ponerte, la necesidad de quererse a uno mismo, y que, en el fondo, todos nos sentimos fatal con nosotros mismos cuando somos adolescentes (si tenemos suerte, que algunos aun lo arrastran consigo el resto de su vida).

Por todo esto, es una novela que recomiendo sin dudarlo y os animo a leerla incluso en inglés, ya que el lenguaje que utiliza es muy claro, sobre todo teniendo en cuenta que no parece que haya ninguna editorial interesada en traducirla y traerla al mercado español.

5  ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

 ¿Os sentisteis en el instituto como "el amigo feo y gordo"?

7 comentarios :

Oly dijo...

También me suele pasar mucho eso de querer leer un libro pero tener las expectativas tan altas que te da miedo empezarlo ^^
Me alegra que al final te haya gustado :D
Tiene buena pinta, y me gustaría leerlo en algún momento... pero el inglés y yo no nos llevamos muy bien :/
Besos

Kasumi dijo...

Es una pena, porque de momento éste es uno de esos libros que no parecen haber llamado la atención de nuestros editores, Oly.
De todas formas, te aseguro que no hace falta demasiado nivel para entenderlo, así que puede ser una buena opción para lanzarse con el inglés ;)

Lady Boheme dijo...

Pueees... yo tuve una infancia y adolescencia algo traumática, no sé yo si me apetece leer sobre el tema. Me lo pensaré, jeje.

Y sí, estoy de acuerdo en que los jóvenes necesitan que el sexo y otras cosas no sean tratadas como tabúes, que es algo normal, coño! Me da mucha rabia que, en televisión o en películas, no puede salir un desnudo pero sí una explosión, o una muerte. ARGGG!

¡Besines!

Lady Boheme dijo...

¡Me he puesto al día con tu blog! ¡Yupi!

Kasumi dijo...

Para ser un trauma algunas de las cosas que le pasan, Bianca se lo toma... un poco Escarlata O'Hara y su "ya lo pensaré mañana", y ahí es donde interviene Wesley. Por eso quizás hay quien piense que el libro lo vanaliza, pero a mi me ha gustado precisamente por eso: no llora por todas las esquinas y acaba enfrentándose a sus errores.

Por cierto, pienso lo mismo que tu con lo de "sexo no, pero podemos poner la escena más bestia de violencia que se nos pase por la cabeza" :o

¡Y felicidades! Creo que con esta tanda te has convertido en la comentarista oficial de mi blog. ¡Estoy por hacerte una bandita o algo! ¡Me ha encantado! ;D

Lady Boheme dijo...

¡Gracias! Si me haces una bandita, la llevaré con honor. Sabes que comento casi siempre, pero claro, a veces no hay tiempo... ainss!!

Me sigue intrigando este libro... quizá más adelante.

¡Besos!

Kasumi dijo...

Pues me lo pensaré entonces si lo "oficializo" y hacemos ceremonia de entrega y todo ;p

Y el libro ya te digo que me gustó, y probablemente más porque se salía de lo "típico" que se suele leer en los libros juveniles.

Publicar un comentario

También podría interesarte