miércoles, 24 de octubre de 2012

El retorno de Sunny de Sandra Brown

El retorno de Sunny de Sandra Brown
Sunny prometió no poner el pie nunca más en el pueblo donde creció. Hace tan sólo tres años se vio involucrada en un gran escándolo y los aldeanos dejaron muy claro que nunca lo olvidarían. Pero cuando su mejor amiga la invita a su boda no tiene más remedio que volver. Y con su retorno surgen de nuevo los cuchicheos, las miradas y los rumores de los que intentó huir. Sunny no tardará en saber que allí no encontrará nada nuevo… salvo a Ty Beaumont.
Cuando Ty la conoce en una fiesta, descubre en ella a una mujer excepcional, mientras que Sunny tiene muy claro que no ha vuelto para convertirse en su última conquista.
Lo que empieza como un inocente flirteo se convertirá en un reto para él, poco acostumbrado a recibir negativas. Pero ella resistirá. Porque lo que necesita es un amigo -y no un amante- a quien pueda confiar el secreto que la forzó a dejar su pueblo y su vida.
Pronto entenderán que, para poder estar juntos, han de romper con los fantasmas del pasado.

Opinión:
Que me gustan las historias de segundas oportunidades no es ningún secreto, así que este libro, que además es bien cortito, y que tenía en mi pila desde ni sabía cuando... estaba claro que iba a caer.

Por desgracia no me ha gustado, o más bien, me ha gustado muy muy poco. La sinopsis plantea una dinámica entre los protagonistas que luego no se cumple, y creo recordar que en su momento leí alguna crítica que aseguraba que encontraba poco menos que fascinante e ingenioso al protagonista masculino. De lo segundo no lo pongo en duda, pero lo que es lo primero... En mi caso resultó ser uno de esos tipos de hombre que no soporto: un mujeriego "sincero". Por si alguien no sabe a qué me refiero, es de esos hombres que solo quieren sexo, pero se lo dicen antes a sus ligues "para que no haya malos entendidos". Se supone que de esta manera, si ellas se enamoran o quieren algo más, la culpa es suya, ya que ellos han dejado claro sus términos desde el principio, pero si me preguntais a mi, con eso lo único que pretenden es cubrirse aun mejor las espaldas y encima ir de buenos, cuando en muchos casos saben perfectamente que esa mujer ya está enamorada y va a aceptar con la esperanza de que se esté haciendo el duro o que con ella sea distinto, por lo que, cuando finalmente la rechace (porque ella exija/de por hecho un compromiso o él se canse o encuentre un entretenimiento más fácil o nuevo) no solo lo hará sin ningún tipo de remordimiento, sino que encima la culpará a ella por no haber "entendido los términos que desde el principio le expuso". Y lo peor es que no solo lo hará él, sino que el resto del mundo parece estar de acuerdo con esa forma torticera de pensamiento cuando está claro que no evitan a una mujer que (al menos) sospechan que quiere algo más...

En fin, que parece que haya tenido experiencia directa con un tipo así, pero en mi caso fui la amiga que trató después de consolar a una de las "tontas" que aceptan semejantes condiciones porque "le quería y estaba segura de que, dijera lo que dijera, no podía estar con ella si no sentía lo mismo" (sentimientos que todos, y por supuesto él, ya conocían de antes).

Así que Ty no me ha caído nada bien, pero Sunny... A esa chica le iba la marcha o sino que me lo expliquen, porque eso no era seducción ni romance ni nada. Era, pura y simple, tensión sexual no resuelta. Cada encuentro era un enfrentamiento dialéctico con invasión del espacio personal que Ty iniciaba (con bastante ingenio eso si), pero también con tal exceso de chulería que todavía no sé como ella no le cortaba desde el minuto 1 (daba excusas mentales absurdas como su educación, la amabilidad sureña, o que no podía "dejarle ganar" cortándole y marchándose...).
Pero sobre todo, no sé cómo pude aguantar y leermelo entero... Creo que porque era corto y hace años leí otros libros de la autora que me gustaron bastante, así que esperaba que, de alguna manera, al final me gustara y los personajes se redimieran ante mis ojos.
Pero que si quieres arroz Catalina, nada de nada. Y aunque Ty tuvo un par de momentos en que se mostró hasta tierno y un buen apoyo para Sunny, y ella incluso parecía que era algo más que un cúmulo de contradicciones, creo que la autora al final deja bastante claro que, a pesar de esos momentos, eran básicamente un chulo y una niña mimada a la que le gustaba que la trataran como a tal.

En resumen, un horror para mi, pero supongo que le gustará a aquellas personas que creen que siempre hay un roto para un descosido, y no les cabreen los hombres así y las mujeres que les siguen el rollo (y vaya humor me ha dejado, por cierto, que no dejo de escribir frases hechas), y si no le pongo un 0 es sólo porque no le abandoné.

1  ♥ ♥ ♥ ♥

¿Qué tipo de protagonistas no soportais encontraros en una historia?

6 comentarios :

Lana Drown (La Biblioteca Encantada) dijo...

Jajaja, pues a mí sí me gustan los hombres que van de frente y que desde el principio te dicen de qué van, supongo que porque mi experiencia es totalmente contraria a la de tu amiga, con mentirosos que adulan y crean falsas expectativas a posta únicamente para engatusarte a sabiendas de que no es así. Lo otro me parece más honesto, pero no estoy segura de que me gustase verlo en un libro, sobre todo si la protagonista se engancha, porque es probable que me cayera mal, jajaja. No sé, no me anima, y con tu nota menos ;)

Kasumi dijo...

No tengo nada cuando ambas partes quieren lo mismo, pero mi experiencia me ha enseñado que esa sinceridad inicial no es tan sincera... Es simplemente una buena defensa para después. Si de verdad fuesen de frente, no querrían estar con alguien que saben que quiere algo más.

Así que no estaba nada a gusto con un prota que solo quería sexo pero se acostaba con mujeres que querían más (si lo sabían los demás, lo sabía él) y acosaba a una mujer que le había dicho que no quería nada con él y menos una relación de "solo sexo"... Vamos, que tenía encanto -25 para mi modo de ver...
Y de los "aduladores" también tengo alguna experiencia, pero al menos ellos me hacen gracia y son amables mientras tratan de conquistarte, ya que al final no les creo nada igual. ¡Un poco de término medio! ;p

Pero bueno, también te recuerdo que he leído buenas críticas de este libro, así que quizás soy yo la rara y es una maravilla ¬_¬

Lady Boheme dijo...

Madre mía... vaya tela. XD

Sobre el libro, evidentemente no lo voy a leer, ya me conoces, pero quería comentar sobre esa clase de personas, porque yo también he sido paño de lágrimas.

He de decir que mal hacen ellos, claro, peeerooo van de frente y con las cosas claras y las chicas deberían quedarse con eso y no darle más vueltas. En mi caso, mi amiga le buscaba tres pies al gato, que si no haría esto si yo no le gustase, que si tal, que si cual. Y él le dijo desde el principio que no quería una relación. Allá ella, honestamente. Me jode un poco eso de perdonarle todo a ellas, que también lo he visto, cuando la culpa es de los dos. Uno por hacerlo y la otra por dejarse.

Y protagonistas... ahora mismo no aguanto a la del libro que estoy leyendo, que es en plan "ay, que todos me critican a mis espaldas, ay, que todos me tratan con condescendencia" y luego son imaginaciones suyas o no es por los motivos que ella cree. Qué mal, en serio.

Bueno, guapa, ¡besos!

Pasajes románticos dijo...

Este libro lo tuve en casa pero mira la mala espina que me dió que lo regalé sin leerlo.
Por lo que comentas no sé si llegaría a gustarme, por un lado si prefiero que sean claros pero en este tipo de libros, con protagonistas así, la mujer termina haciendo el papel de tonta y eso es algo que me saca de mis casillas.

Un beso
Dácil

mientrasleo dijo...

He visto un par de reseñas de este libro, ambas iguales a la tuya, así que no creo que me acerque jaja
Besos

Kasumi dijo...

Lady: Si ambas partes estuvieran realmente de acuerdo, no diría nada, me parecería perfecto, pero es que estoy cansada de ver que no es así y se culpe solo a ella (mi experiencia, por lo que se ve distinta a la tuya) cuando yo también creo que es de ambos: €@)¬#= él por fingir que no sabe lo que hay para meterla y encima salir de digno, idiota ella por engañarse (en ocasiones una y otra vez) y tonta yo por encima tener que hacer de paño de lágrimas de algo que se veía venir...
Y tu "protagonista detestable" me recuerda a mis odiados "adolescentes enfadados con el mundo sin ninguna razón real". Otros personajes que no soporto.

Dácil: ¡Exacto! Si a él ya lo soportaba poco, a ella me daban ganas de darle un par de gritos cada vez que estaban juntos a ver si espabilaba de una vez ¬_¬

Mientrasleo: Pues ojalá las hubiese visto yo, porque solo debí encontrar las buenas :p

¡Besos!

Publicar un comentario

También podría interesarte