martes, 30 de octubre de 2012

El secreto de Julia está en Cantabria

A principios de mes se publicó un libro que llamó mi atención a pesar de no ser el tipo de libros que leo últimamente. "El secreto de Julia", con su portada de Javier Fernández (autor para mi desconocido y del que no he podido encontrar información con tan pocos datos) era ya de por sí diferente entre el resto de las novedades, pero me dejó asombrada cuando, al leer la contraportada, descubrí que transcurría en un imaginario pueblo de Cantabria. ¿Qué pasaba este año que 2 autoras no cántabras situaban sus obras en mi tierra? ¿El expresidente Revilla lo consiguió y Cantabria está de moda?

La sorpresa se multiplicó cuando hace unos días la autora se puso en contacto conmigo y me dio la oportunidad de leer el libro a pesar de que últimamente estoy leyendo sobre todo romance, pero entre que transcurre en mi tierra y que tiene un aire a los libros de jóvenes detectives que devoraba de pequeña (ya sabeis, un misterio y un grupo de amigos para resolverlo), me alegró sobremanera que eso no la asustara y quisiera saber mi opinión. 

Aproveché para preguntarle el porqué de que transcurriera en Cantabria y me contó que toda su familia era de aquí, así que había pasado todas sus vacaciones de pequeña en Santoña (a menos de 50 kilómetros de Santander). Cuando además me insinuó que la historia tiene un toque de fantasía, la cosa estuvo clara para mi. De una u otra manera, lo iba a leer.

Y por lo que se ve, Correos por una vez me ha tratado estupéndamente y el libro ha llegado en tiempo record. ¡Ya lo tengo en mis manos!

Lo sorprendente para mi  (y para Montse cuando se lo comenté), es que mis padres (por separado) según vieron la portada me preguntaron si la autora era cántabra. Y cuando les dije el nombre de su madre (que aparece en las dedicatorias), ¡la situaron en Santoña!

Asi que, ya sin abrir el libro, he aprendido un poco más de mi tierra: García-Moncó es un apellido cántabro y María del Puerto es un nombre típico de Santoña (por la Iglesia de Santa María del Puerto del S. XIII). Y aunque en un principio me impresionaron mis padres, luego me sentí un poco avergonzada. ¿Debería haberlo sabido yo también?

En fin, no voy a darle muchas vueltas y en breve (en cuanto acabe el libro que estoy leyendo), espero poder empezar con él.

¿Conocíais este libro? ¿Creeis que, en realidad, esa manera de situar a la gente por su nombre y apellidos se va a perder en pocos años?
 
Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C4C.

4 comentarios :

Lady Boheme dijo...

Qué curioso, y qué casualidad!!! Pues mira, muy chachi, que hagan libros en Cantabria, que no todo van a ser las cuatro ciudades de siempre, ¡hombre ya!

Lo del apellido me ha dejado muetta, creo que salvo apellidos gallegos que suenen muy a gallego, o catalanes, no sabría ubicar ningún otro, y menos simplificar tanto la región.

Ya contarás qué tal el libro, disfrútalo mucho.

¡Besos!

Kasumi dijo...

Pues para mis padres fue... como lo más normal del mundo el saberlo, y lo que les sorprendía era que yo no lo supiese ;p

Y de momento el libro me está llevando a mi infancia. No ya porque transcurra en Cantabria, sino porque me recuerda a lo que leía entonces ^_^

Bao Chu dijo...

como me gustaban los libros de los Cinco y Pacto Secreto (se escribia de otra manera, no?)

es que Cantabria tiene algo especial :) recomiendo su visita a quién no lo conozca

y en cuanto a lo de los nombres, con tanto nombre extranjero, no creo que situemos a nadie ni de casualidad en su lugar de origen :P

Kasumi dijo...

Si no recuerdo mal, era PAKTO, ya que cada letra correspondía a un nombre y la K era de Karl ;)

Y dí que si, Cantabria es preciosa :D

Publicar un comentario

También podría interesarte