miércoles, 2 de julio de 2014

Gu Family Book (2013)

El libro de la familia Gu (Corea del Sur, 2013)
Choi Kang Chi es hijo de Gu Wol Ryung, el espíritu guardián de la montaña Jiri, y Yoon Seo Hwa, una humana, sin embargo fue criado por la familia Park, dueña de un hostal importante, después de haberlo encontrado el río. Debido a los convencionalismos sociales de la época es adoptado por el encargado Choi, aunque Park asume el papel de figura paterna principal de Kang Chi pese al rechazo de su mujer. Kang Chi crece como un niño normal de carácter abierto y lleno de curiosidad, hasta que se da cuenta de que en él hay una parte bestial y empieza a vivir su segunda vida.
Dam Yeo Wool es seria y de carácter recto y ha sido criada por su padre en un centro de artes marciales, donde se convirtió en una maestra en la lucha con espadas y el tiro con arco. Su vida cambia cuando un monje la advierte de que encontrará al amor de su vida, pero que uno de los 2 morirá y su camino se cruza con el de Choi Kang Chi.
Opinión:
Estuve dudando si poner ficha de personajes o no, pero al final he desistido porque me salían unos spoilers de cuidado con alguno de ellos, sobre todo con los padres de Kang Chi.
En cierto modo la historia empieza y termina con ellos, y lo de empezar es literal, ya que la serie nos empieza contando cómo Seo Hwa pasa de ser una dama noble y protegida a ser condenada a convertirse en una gisaeng y al tratar de huir es salvada por Gu Wol Ryung, el espíritu guardian de la montaña, que se presenta ante ella en su forma humana y le oculta algunas cosas, como su verdadera naturaleza, ya que quiere convertirse en humano y tener una vida normal con ella, para lo que necesita conseguir "El libro de la familia Gu". Por desgracia, antes de que lo consiga, Seo Hwa descubre el verdadero rostro de su amado y lo cree un demonio, por lo que lo traicionará, condenando su alma con ello, y cuando quiera solucionarlo (al ver a su hijo recien nacido), no tendrá fuerzas para lograr su objetivo, dejando a Kang Chi huérfano. Para asegurar al bebé una oportunidad, un monje que conoce todo lo sucedido hace un encantamiento que mantendrá controlado el lado bestial del niño hasta que cumpla los 20 años, momento en el que, si no se ha roto el hechizo, será completamente humano, y se las ingenia para que un rico empresario encuentre el niño y se haga cargo de él.

Es a partir de este momento en el que Kang Chi se convierte en el protagonista de la historia y vemos que el plan del monje parece haber funcionado a la perfección y el niño ya casi tiene 20 años. Es diferente al resto, con una habilidad y fuerza sobrehumanas, pero su buen corazón hace que todos le perdonen sus travesuras. Está enamorado de la hija del empresario que le encontró, lo que vuelve loca a su madre, que nunca ha confiado en él y busca la manera de sacarlo de su vida. Pero si hubiera sabido lo que sus maquinaciones traerían a su vida, seguro que lo hubiese dejado, ya que ni siquiera era un amor correspondido. Sin embargo, el hechizo se rompe y no solo Kang Chi descubre que no es 100% humano, sino que la desgracia cae sobre los Park y la historia parece que se repite, ya que lo pierden todo, la hija es condenada a convertirse en una gisaeng, y Kang Chi quiere ser humano, pero al mismo tiempo empiezan a surgir las diferencias al entrar en escena Yeo Wool, cuya familia también tuvo que ver, y mucho, con el desgraciado final de los padres de Kang Chi.

Confieso que, salvo al principio que la historia de los padres no me gustó nada por hiperdramática (luego cambié de opinión, y hasta aquí puedo leer), lo mejor de la serie es el ritmo que establece contando la historia. Tiene altibajos, ya que da giros a veces bruscos y va dejando hilos por el camino que no siempre retomará, pero consigue que te quedes enganchada a la historia y sus personajes sin remedio. Sin embargo da la impresión que se quedaron sin tiempo y les faltaron capítulos, ya que los efectos especiales van perdiendo calidad, algo especialmente obvio en las transformaciones de Kang Chi. Y al mismo tiempo ahí está mi mayor queja, en esos "hilos sueltos" que esperas que retomen en algún momento y que nunca sucede, quizás por esa falta de capítulos extra para desarrollarlos, pero teniendo en cuenta que es una serie de 24 capítulos, lo cual es bastante más de lo habitual, creo que no puede achacarse a ello, sino a un fallo de guión para cerrar la historia que nos cuentan. Y el mayor de todos es, precisamente, "El libro de la familia Gu", que se convierte en una especie de macguffin al que los personajes no siempre recordarán. Y aunque en los carteles de la serie en coreano al parecer pusiera "Kang Chi, the Beginning", es decir "Kang Chi, el principio", como en todas las series asiáticas (o la inmensa mayoría), no existen en realidad planes para seguir la historia, por lo que no solo es "el principio", sino también "el final".

En resumen, una historia llena de acción y emoción, al que no te podrás desenganchar hasta llegar al final, pero que te dejará un sentimiento agridulce por todo lo que va dejando por el camino, ¡porque querrás más!

4  ♥ ♥ ♥ ♥


¿Te animas a verla?

2 comentarios :

Sara dijo...

¡Hola guapa! Otro drama que también he visto y como no, me encantó! ^^

Coincido contigo en que a medida que avanza el drama van dejando algunas cosas sin resolver y no se llegan a cerrar todas las historias de forma coherente, además la búsqueda de Kang Chi para convertirse en humano a fin de cuentas se quedó en nada, ya que después de mencionar tanto el dichoso libro, al final ni le vemos…

En cambio a mí no me ha parecido que los efectos especial vayan perdiendo calidad, yo creo que lo de las transformaciones de Kang Chi van disminuyendo porque poco a poco va siendo más humano y lo va controlando, no sé esa es mi opinión :)

Tengo que decir que los dramas basados en la Dinastía Joseon me fascinan, y esta historia me gustó mucho, ya que engancha desde el primer capítulo y además es una historia que tiene de todo: amor, acción, fantasía, comedía y también, como todo drama partes trágicas. Los personajes estuvieron excelentes, mi favorito fue (como no :P) Choi Kang Chi. Es un personaje alegre, tierno, sincero, pero sobretodo muy fiel a los suyos. Debo hacer también una mención especial a su padre, Wol Ryung, con esos cambios de personaje que hay entre los primeros capítulos y el resto de la serie. Y segunda mención especial al viejito de la escoba, ¡lo que me he podido reír con él! ^^

La única pega que le pongo al drama es el final. En cierto modo me gustó, fue inesperado y original ver a algunos personajes en la época actual, pero me quedé sorprendida y muy confundida o.O ¡Quiero una segunda parte YA! xD

Kasumi dijo...

¡Exacto, Sara! Acaba perfecto para una segunda parte, ¡me costó un montón aceptar que era el final! Así que me lo tomé como una 2ª (o 3ª, según se mire) oportunidad abierta para que tuviran un final feliz.

Y la historia de los padres... mira que no me gustó nada al principio de la serie (demasiado trágica), pero al final me enamoraron los personajes, ¡y eso que no bajó el nivel de tragedia! Puede que parezca contradictoria, pero lo que al principio no me gustaba acabó convenciéndome de sus virtudes en la historia.

Y el tema del libro se pierde entre tanta política, soldados y conspiraciones, así que eso fue lo que menos me gustó ;p

Publicar un comentario en la entrada

También podría interesarte