lunes, 22 de agosto de 2011

Sonríe, es Lunes #24

SEL es mi manera de comenzar la semana con un pensamiento positivo y una sonrisa.

Seguimos con Jeremyville y sus "Community Service Announcements":
 La educación es como la luz del sol

¡Y qué difícil es encontrarla algunos días! Todos tenemos días malos. Es inevitable, pero ¿tienen que sufrirlos también los demás? Éste es probablemente de los consejos más complicados de llevar a cabo si entendemos "educación" con ser amable y sonriente todo el día. Eso quizás es imposible, pero saludar, dar las gracias y pedir las cosas por favor son unos mínimos que nadie debería olvidar. Incluso en un mal día.

¡Feliz semana!

7 comentarios :

Lady Boheme dijo...

Completamente de acuerdo, es algo que yo procuro hacer. También he tenido mis momentos malos y contestar a malas (soy humana), pero son los menos. Lo que me jode es que a veces, por ser amable, poner una sonrisa y eso, te toman por gilipollas y se intentan aprovechar...

¡Besos lunescos!

Xula dijo...

Pues falta me hace una buena semana. Porque comenzarla con 4 horas de sueño no ha sido precisamente bueno... Me encanta la imagen, creo que voy a enmarcarla para que algunas personas lo vean! Un beso

Kasumi dijo...

¿Quién no tiene de esos días, Lady? Y confieso que quienes se llevan la peor parte suelen ser los más cercanos :(
Y estoy de acuerdo con lo de los "malos entendidos" por la sonrisa: hay gente que parece que solo mueve el culo si le gruñes... Y no lo entiendo. Me parece injusto para los que hacemos las cosas bien.

Me alegro que te haya gustado tanto, Xula, y seguro que a Jeremyville le encantaría que lo hicieras :D
A ver si esta noche podemos dormir un poco más ;)

Soycazadoradesombrasylibros dijo...

no se si sonreir o llorar¡¡buaaa se acabo lo bueno¡¡¡

Kasumi dijo...

Te entiendo, María. Ya he visto alguna de las fotos que colgaste de tu viaje a Perú y... ¡qué envidia!
¿Te consuela algo si te digo que te echamos mucho de menos por aquí?
Besos ;)

Bao Chu dijo...

yo trato de ser educada siempre, y me trago mis malos humores en el trabajo, pero como tú dices Kasumi, al final la familia y la pareja pagan los platos rotos :(

Kasumi dijo...

Si todos fuesen como tú, no tendrías que tragarte los malos humos de nadie ni tendría que pagarlo nadie al final, ¡ánimo!

Publicar un comentario

También podría interesarte