miércoles, 28 de septiembre de 2011

Si el zapato ajusta

Aviso que, tras leer lo que he escrito, y para que nadie lo confunda con un anuncio si llegan a esta entrada por algún buscador, todo lo que cuento es verdad, que la marca que menciono no me ha pedido que escriba esta entrada, ni me ha pagado ni regalado ninguno de sus productos a cambio de la misma.

No creo que alguna vez fuese un secreto, pero por si acaso, hace apenas un mes confesé aquí mi desesperación ante las tallas de la ropa cuando iba de compras. ¿Cómo atreverse a comprar por Internet si cada diseñador (y casi cada prenda) tienen unas medidas diferentes? Entonces ya os adelantaba que algo similar me pasaba con el calzado (de hecho, está en segundo lugar en mi Wishlist, después de un trabajo), pero aquí, reconozco que "la culpa" la tienen mis pies.

Yo soy una de esas personas "afortunadas" de tener la piel muy fina y delicada, y si es la piel de los pies, parece que se multiplica. Soy mejor que los controles de calidad. Localizo todas las imperfecciones. Así, desde muy pequeñita he tenido problemas para encontrar calzado que no me hiciese daño. Era capaz de notar nudos minúsculos o pliegues de un forro que no estaba perfectamente pegado. Para una persona con pies normales, puede sonar a exageración, pero para mi significa que, a poco que empiece a andar, se me forman ampollas y heridas. Siempre llevo tiritas a mano, porque nunca sabes cuando una rozadura puede empezar a asomar, simplemente porque un día hace más calor del habitual o un calcetín no impide que te hagan daño. Tanta delicadeza ha provocado que, cuando voy de compras, me esté un buen rato con los zapatos que tienen posibilidades, para asegurarme lo más posible que no me hace daño, y que, a pesar de lo mucho que me gustan, haya renunciado a los "supertaconazos" fuera de ocasiones especiales, ya que me destrozan los pies con mayor facilidad, pero también al zapato completamente plano, por la misma razón.

Cuando me tocaron los zapatos de fiesta de Sacha London ya os conté que, tras una buena sesión de horma y "desbrave", pude usarlos durante toda una boda y fiesta posterior, y hace poco he recibido su catálogo de la nueva temporada Otoño-Invierno 2011 e información de sus próximos servicios, con los que me he llevado una alegría a medias. Al parecer han creado una aplicación para iPad por la que puedes encargar tus zapatos "a medida". Me explico: tienen unos modelos de zapatos de base que puedes personalizar en todos y cada uno de sus elementos que lo componen de forma individual (colores, tipos de piel) y además, si lo necesitas, puedes encargar que el zapato izquierdo sea un número distinto del derecho.
Lo que estropea un poco la noticia es que, al menos de momento, solo sea con esta aplicación y en puntos autorizados, y no hagan un servicio web para la mayoría de posibles usuarias. No creo que sea una cuestión de mayor dificultad técnica, ya que yo ya conocía una web americana que, como ellos decían, te hacían los zapatos de tus sueños (aunque los 2 del mismo número, aquí le gana Sacha London). Pero, por lo que parece, es un servicio que aun está en periodo de pruebas, y solo se puede usar en sus tiendas. El resto, tendremos que esperar hasta la próxima temporada Primavera-Verano 2012, si finalmente le dan el visto bueno.

Por otro lado, me han encantado algunos de sus modelos de la colección de Otoño-Invierno 2011. En zapatos, eliminando todos los taconazos, para mi destaca el modelo Clara. Tengo unos zapatos con un tacón igual y doy fe que es muy cómodo, además, me ha parecido realmente muy bonito y original. Y si me arriesgara con los que tienen algo más de tacón, me gustaría ver el modelo Escort, ya que parecen unos zapatos muy ponibles, con la altura ideal para lucir tacones y que sigan siendo cómodos.

Sin embargo, lo que me ha entusiasmado es ver la variedad de botas y botines que tienen. Qué le vamos a hacer, soy del Norte, y en invierno lo que nos sobran son días de lluvia y frio, así que se me suelen ir los ojos con este tipo de calzado.

Así, para empezar, me ha encantado (a pesar del tacón) la versión botín del Clara, es decir, el Larisa. Me parece la originalidad elevada varios centímetros.

Las botas altas de la colección en general me parece muy femeninas, y me quedaría sola enseñándooslas, pero las que de verdad me han enamorado, son las botas Felicia: preciosas, con suela de goma para evitar resbalones, forrados de pelo (aunque en la foto no se vea) para que el pie y la pierna estén bien calentitos, algo de plataforma que reduce los posibles remojones en los charcos y la sensación de altura en el ángulo del tacón, y éste no demasiado estrecho, para pisar siempre con seguridad. Al menos, esto último me lo ha parecido a mi comparándolo con el botín Fiona, al que solo le veo ese "fallo" (que parece que el tacón es un poco más estrecho), porque sino es otro modelo de 10.

Para terminar no he podido evitar fijarme en 2 pares de botines más por diferentes razones:
El primero, el modelo Lourdes, porque me parece una monada. No me veo andando bajo el viento y la lluvia con esos tacones pero, sencillamente, me encantan.
Y el segundo es este par llamado Libera. ¿No os parecen muy steampunk?

En fin, ya conocéis otra de mis debilidades: los zapatos.
Y en realidad, no sé si será una suerte encubierta que tenga los pies delicados, porque cuando hay tantos que me gustan, probablemente nunca tendría suficientes.

¿Sois de las que usáis zapatos porque no se puede ir descalza o son un complemento que os encanta? ¿Os gustaría diseñar vuestros propios zapatos? ¿Sufrís como yo a la hora de encontrar calzado que os quede bien?

5 comentarios :

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Jo, pues yo también soy un desastre absoluto, me cuesta encontrar zapatos que no me hagan daño. Les echaré un vistazo.

Eva dijo...

Yo no tengo los pies tan delicados pero como tengo el empeine alto hay muchos tipos de zapatos que no puedo usar, con lo que me gustan a mi. n_n Me han gustado los del post especialmente los Escort los veo super ponibles con casi todo para ir al trabajo.

Kasumi dijo...

Lo mio es de nota, Kaoru, creo que he usado todas las marcas "cómodas" y todas me han hecho daño en algún momento. No recuerdo un calzado al que no haya tenido que hacerle algo antes de poder ponermelo sin preocupaciones...


A mi tambíen me parecen muy ponibles los Escort, Eva, pero sin perder originalidad con los detalles (en tacón y bordes) con la piel con un dibujo diferente, y demás, con el escote que tienen, no creo que te diran problemas en el empeine ;)

Bao Chu dijo...

a mi no me suelen machacar los pies los zapatos, pero hoy precisamente con el calor que hacia, tengo unas pequeñas ampollas....

son muy originales los zapatos, yo escogeria algun botin mas que zapatos

Kasumi dijo...

Pues imagina mis pies como se ponen en esos días... ¡Es una carnicería!

Otra como yo: para el invierno, botas ;D

Publicar un comentario

También podría interesarte