viernes, 16 de agosto de 2013

BBF #89 (Recuerdos prestados)

Meme semanal idea de Becky de Page Turners y ahora en manos de Rose City Reader. Traducido y adaptado al español por mi.
La idea es compartir cada Viernes la primera frase del libro que estás leyendo, indicando título y autor para que todos lo conozcan.

Una de las cosas buenas de vivir en Santander es que, aunque trabajes en verano, siempre tienes la posibilidad de ir a la playa cuando tienes un rato libre. Y como no entiendo ir a la playa sin llevar un libro y el último que tenía en la bolsa ya lo acabé, he escogido un nuevo "libro de playa" que es el siguiente:
Recuerdos prestados de Cecelia Ahern
Joyce Conway deja el hospital después de recuperarse de un terrible accidente. Habiéndose enfrentado a una experiencia al borde de la muerte, despierta y se encuentra con la cruda realidad de su trivial matrimonio, y jura comenzar de nuevo, separándose de su marido, Connor, y mudándose de nuevo a casa de su padre.
Justin Hitchcock llega a Dublín para dar una conferencia. Recientemente divorciado y viviendo cerca de su hija Bea, pero lejos de su hogar en Chicago, se siente solo e inquieto. Cuando la hermosa doctora Sarah le convence para que done sangre, él acepta despreocupadamente, esperando al menos conseguir una cita con ella. Entonces, una lluviosa noche, Joyce y Justin se cruzan en las más extrañas circunstancias.
No tienen ni remota idea de que sus destinos están mucho más relacionados de lo que ninguno podría imaginar.

Y comienza así:
Cierra los ojos y mira la oscuridad.
Ese era el consejo que solía darme mi padre cuando de niña no podía dormir. Ahora no querría que hiciera eso, pero he decidido seguir su consejo.

Es un inicio más oscuro de lo que esperaba.
En realidad no sé bien lo que imaginaba (al fin y al cabo la sinopsis dice que hay un terrible accidente), pero suelo elegir mis libros de playa mas "ligeros" y no esperaba encontrarme (y menos nada más empezar) con los últimos pensamientos de una mujer a punto de morir.
Evidentemente, no muere, pero eso no evitó el mal trago que pasé con este prólogo tan triste.
Solo espero que mejore o tendré que cambiar de libro para llevar a la playa. Eso o arriesgarme a echarme a llorar cuando se supone que debería estar relajada tomando el sol.


¿Cuál ha sido vuestra primera frase de esta semana?

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

También podría interesarte